top of page

Materiales después del COVID-19


Con la llegada del coronavirus, vino una mayor preocupación por la sanidad de los lugares, inclusive, en nuestros hogares. Esto hace que a la hora de elegir un material se agregue otro factor más a tener en cuenta.

Una de las opciones para hacer de nuestros hogares un lugar más seguro en cuanto a bacterias, virus y hongos, ya sea si estamos planificando una reforma o una obra nueva, es aplicar pinturas con bajas emisiones de COV (compuestos orgánicos volátiles) o, idealmente, libres de emisiones. En las pinturerías se pueden conseguir como “pinturas antibacteriales”.

Las cortinas, tapicerías o revestimientos de paredes suelen ser un foco de acumulación de bacterias. En el caso de las cortinas, la solución es más sencilla dado que depende de la limpieza regular, pero en el caso de los revestimientos, la situación cambia.

En el caso de las cocinas, baños o lugares más públicos como halles de edificios, una buena opción es revestir las paredes con cerámicos o porcelanatos que faciliten la limpieza con desinfectantes.

Otro factor muy importante, es la renovación del aire del interior de las viviendas. Si bien generalmente es suficiente con abrir las ventanas, cuando un ambiente no está bien ventilado o no tiene ventilación natural como puede ser el caso de los baños, se deben instalar conductos de aire exterior con el fin de asegurar la renovación de aire del interior de la vivienda.

Comments


bottom of page